Nueva sede Zapatillas Victoria

  • Cliente: Zapatillas Victoria
  • Ubicación : Arnedo, La Rioja
  • Descripción:
    En colaboración con el instalador que ha realizado la instalación eléctrica Instalaciones Procidacos, la nueva sede de Zapatillas Victoria es uno de los ejemplos más recientes en el que ha participado IMEL cubriendo la parte de programación inmótica. Nuevas instalaciones bajo el estándar “passivhaus” compuestas por 7.500 m2 de almacén y 1.800 m2 de oficinas distribuidos en dos plantas. Se ha implementado un sistema de control y gestión basado en KNX para gobernar las aplicaciones del edificio, entre ellas iluminación, climatización, ventilación y persianas. Gracias a unos paneles táctiles se puede acceder al control integral de dichas aplicaciones. Del mismo modo el usuario es capaz de realizar las mismas funciones si se conecta remotamente a través de internet. Iluminación: tanto la nave como las dos plantas de oficinas cuentan con luminarias DALI y detectores KNX que regulan la intensidad de luz a una consigna establecida. De este modo se reduce el consumo energético al emplear sólo la iluminación necesaria. Ventilación: cada estancia tiene compuertas analógicas para regular el caudal de impulsión y retorno de la ventilación en función de los ppm’s de CO2 que se lean en la estancia. Se cuenta con 3 grandes recuperadores de alto rendimiento para aprovechar la energía del aire expulsado, contribuyendo a minimizar el consumo de climatización para adaptarse al estándar Passivhaus. Dichos equipos se supervisan y controlan a través de MODBUS, integrándolos en el sistema como un elemento más.Climatización: en este caso cada máquina de clima puede ser consignada localmente desde cada estancia o a través de los paneles táctiles, dónde además se podrá controlar la velocidad de estas.

    Persianas: opción de controlarlas manualmente desde cada estancia o de forma general. Además, se ha realizado un control solar para que las persianas cuando estén en automático vayan ajustando su altura y lamas en función de la posición del sol y la luminosidad que haya en cada fachada, de modo que entre la máxima cantidad de luz pero sin incidir directamente. 

    Al igual que los toldos, también se cuenta con un sistema de seguridad gracias a los sensores de viento y lluvia, los cuales mandarán señal de alarma en caso de ser necesario para que las persianas vayan a una posición segura y no puedan ser controladas manualmente hasta que no cese la alarma.

    Además de lo ya mencionado, una de las funciones más interesantes que el usuario puede disfrutar es la opción de crear programaciones horarias. A través de los paneles táctiles o de modo remoto, se puede decidir por ejemplo la programación de un apagado general de iluminación para que se ejecute los días que queramos y en la hora establecida.

    Supervisión en tiempo real de eventos, almacenamiento de históricos, envío de alarmas, control integral del edificio… en definitiva un ejemplo más de instalación inmótica que IMEL ha sido capaz de afrontar.