Historia

Imel es una empresa de capital familiar que ofrece servicios integrales eléctricos. Fue fundada en 1976 por Alejandro Alcázar y Ramón Fernández quienes, tras varios años de experiencia en el sector, decidieron crear su propia empresa. La llamaron Imel, que es el acrónimo de Instalaciones y Montajes Eléctricos Logroñeses S.L.

Crecimiento permanente y aprendizaje continuo

Apoyados inicialmente por un pequeño equipo profesional, su esfuerzo y dedicación, junto a una filosofía de trabajo basada en el compromiso, la calidad y el aprendizaje continuo, se tradujeron en un crecimiento constante. Esto posibilitó, además, la consolidación de la compañía como referencia en su sector.

Su expansión se realizó a partir de proyectos de toda envergadura, tanto dentro como fuera de España; en los que aplicó todo su conocimiento, además de desarrollar nuevas técnicas y métodos productivos que le aportaron un amplio bagaje profesional, un fuerte grado de especialización y una gran solvencia profesional.

Nueva generación

Durante la década de los 90, se incorporó paulatinamente la segunda generación de los socios fundadores. Cuatro profesionales formados en los ámbitos de la economía, las finanzas y la ingeniería, que infundieron energía, diversificación de servicios y expansión a la empresa familiar.
En la actualidad, Imel es una de las empresas de servicios eléctricos con mayor proyección nacional. Es el resultado de su capacidad, profesionalidad y su visión estratégica basada en la incorporación y el desarrollo de conocimiento en sus proyectos y servicios.

La historia de Imel a través de su logotipo

Historia Logos